¿Estoy transformando mi sociedad?


Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email

En 2013 el movimiento de Lausana llevó a cabo una consulta global sobre el papel de los medios de comunicación y el avance del evangelio. Durante esa consulta se firmó el siguiente compromiso: «Tener un renovado compromiso crítico y creativo con los medios de comunicación y la tecnología, como parte de la defensa de la verdad de Cristo en nuestras culturas mediáticas. Para lograrlo, debemos hacerlo como embajadores de la verdad, la gracia, el amor, la paz y la justicia de Dios.» En la misma consulta se identificaron las siguientes necesidades principales:

  1. Crear Concienciación de los medios: Equipar a individuos, familias, ministerios juveniles e iglesias a desarrollar una conciencia más crítica de los mensajes que reciben y de la visión del mundo detrás de ellos. Los medios pueden ser neutrales y, a veces, amigables con el evangelio. Pero también se usan para mensajes con mala influencia. Por ello se anima a los líderes de las iglesias a crear conciencia acerca de los medios y a proporcionar enseñanza y orientación a los creyentes para resistir tales presiones y tentaciones.

Se debe ser intencional en discipular a las personas, integrar la concienciación de los medios en las estrategias de misión y discipulados.

Debemos estudiar la sociedad en la que vivimos, para comprender sus estructuras, valores y necesidades, y así desarrollar una estrategia de misión apropiada.

2. Presencia en los medios de comunicación: Se necesitan cristianos talentosos que participen en los medios “seculares” con profesionalismo e integridad para convertirse en modelos a seguir, para que los medios de comunicación no estén desprovistos de influencia cristiana.

Se debe impulsar a cristianos a desarrollar una carrera en los principales medios de comunicación como un llamamiento digno de parte de Jesús para ser sus testigos. Que estén presentes intencionalmente como sal y luz.

3. Ministerio de medios: Desarrollar el uso creativo, combinado e interactivo de los medios ‘tradicionales’, ‘viejos’ y ‘nuevos’, para comunicar el evangelio de Cristo en el contexto de una cosmovisión bíblica integral. Los medios de comunicación cristianos tienen una poderosa influencia tanto en la siembra de la semilla del evangelio como en la preparación del terreno.

Por lo tanto se debe explorar formas innovadoras de comunicar el evangelio en el contexto de una cosmovisión bíblica holística, crear contenido con los más altos estándares posibles, tanto creativa como técnicamente

Así es que debemos evaluar estas necesidades a la luz de un fundamento teológico, misionológico y apologético. Y hacernos las siguientes preguntas:

¿Cómo utilizar los medios de comunicación más allá de una herramienta de evangelismo? ¿Estamos entendiendo la influencia que tienen los medios de comunicación? ¿Estoy transformando vidas? ¿Cómo podemos alcanzar a las personas en riesgo y en necesidad? ¿Cómo impulsamos a los cristianos para que se involucren profesionalmente en los medios globales?

  1. Teológicamente. Debemos ver el llamamiento de los profesionales a involucrarse en los medios no cristianos, como parte del mandato cultural de Dios y de su misión en nuestro mundo. Dios puede utilizarte en cualquier ámbito de la sociedad. Puedes servir en tu iglesia local, en los medios de comunicación, etc. Dios no está en busca de habilidad. Él está en busca de disponibilidad para compartir su habilidad sobrenatural. Dios te ha dotado de talentos únicos que desea que utilices. Vivamos con intencionalidad.
  2.  Misionológicamente. Debemos ver la participación en los medios de comunicación como una parte esencial de “movilizar a la iglesia a llevar el evangelio hasta lo último de la tierra”: Esto quiere decir contar la historia que el evangelio nos narra, compartir la seguridad que trae, y la transformación que produce.  El evangelio de Jesucristo son Buenas Nuevas en un mundo de malas noticias, ofreciendo perdón, esperanza y una nueva perspectiva del mundo
  3. Apologéticamente. Debemos ver la participación en los medios como una dimensión de nuestro testimonio de Jesucristo, la verdad del universo.  

    Necesitamos animar y equipar a los profesionales de los medios de comunicación cristianos para que presenten afirmaciones de verdad centradas en Jesús.

    Necesitamos identificar, equipar y orar por aquellos que pueden participar en los niveles de influencia, en los lugares públicos, para la defensa de la verdad bíblica.

No importa donde vivamos, las tecnologías de la información y comunicación influyen cada vez más nuestra vida y decisiones, así como también nuestro testimonio y ministerio como cristianos.

Cada día se vuelve más complejo el dar testimonio de Jesucristo. Es por ello que una nueva misiología en los medios de comunicación es de gran importancia para la iglesia de Cristo a nivel mundial.

Es triste ver las condiciones sociales de los países en los que el evangelio ha avanzado. Se considera que Latinoamérica y el Caribe es la región con la mayor población de cristianos en el mundo, se calcula que el 70% se identifica con alguna iglesia cristiana. Sin embargo la región es cada vez más corrupta, más violenta, y este año fue catalogada como la región más desigual del planeta. Las estadísticas en Estados Unidos, muestran que la comunidad Latina es la más cristiana. Sin embargo somos los menos educados, los más pobres, y los menos asimilados. ¿Por qué nuestra comunidad no refleja el poder transformador del evangelio?

Como cristianos tenemos la responsabilidad de establecer el reino de Dios en la tierra. Hacer visible al Dios invisible, al ser sus manos y sus pies lo hacemos visible. Debemos extender las dos manos del evangelio: la mano que invita a las personas al arrepentimiento, a tener fe, y a reconciliarse con Dios a través de Jesucristo, y la mano que realiza actos de misericordia y compasión extendiendo la bondad del reino de Dios en la tierra. Debemos hacer discípulos para traer transformación a nuestras comunidades.

El objetivo final de los medios de comunicación cristianos, debe ser la transformación de las personas, la transformación de la sociedad, y construir puentes de amor entre las personas y Dios. ¿Conoces a alguien que conoció a Dios y ya no necesita comer, que ya no necesita agua, o refugio? Hay necesidades básicas que necesitamos además de Dios.

Angel Jordan

Esposo de una. Padre de dos. Aprendiendo a comunicarse mejor entre culturas y poner su fe en Jesús en acción. Ha trabajado como consultor de marketing en las industrias de la música, cine, editorial y organizaciones sin fines de lucro.
Comentarios

Suscríbete a nuestro Boletín

También te puede gustar