Puedes emprender y ser la madre que tus hijos necesitan

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email

Llega la maternidad y con ella  sientes que tu vida se detiene. De repente todo lo que estaba estructurado se reduce a pañales, biberones y trasnochos; y aunque todo esté cubierto por el vinculo del amor pleno e incondicional, sientes que necesitas volver a recuperar tu vida.

Lamentablemente el sistema laboral da a las mujeres solo tres o cuatro meses de licencia para estar con sus hijos; así que son muchas mujeres  las que deciden renunciar después de ser madre.  Sin embargo, nos sentimos con el deseo de seguir creando y creciendo; y es en este momento cuando decidimos emprender.

Somos capaces de crear cualquier cosa, pero para ello debemos conectar con aquello que nos apasiona. Cuando conectamos con lo que amamos y para lo cual fuimos creadas, dejamos a un lado la excusa de no poder ejercer ambos roles al mismo tiempo.

Somos capaces de crear cualquier cosa pero para ello debemos conectar con aquello que nos apasiona.

Dar importancia a nuestros sueños y  no detenernos hasta hacerlos realidad vendrá acompañado de la culpa, enemiga constante de la maternidad. Sentimos que por entregar parte de nosotras a nuestro proyecto le estamos robando a nuestros hijos tiempo, amor y presencia.

Lo primero que debemos hacer para poder emprender después de ser madre es liberarnos de los bloqueos internos que no nos permiten ser, hacer y tener lo que queramos. Los bloqueos aparecen por un sistema de creencias que adquirimos  en el transcurso de nuestra vida;  por ejemplo, crecimos con una madre que  se ocupo solo del cuidado de su hogar y de sus hijos (decisión valiente y respetable), o por el contrario al no tener una madre presente sentimos que no queremos ser igual con nuestros hijos.

Otros tipos de bloqueos son:

  • Las expectativas: pretender tener una maternidad “perfecta” y al mismo tiempo ser una mujer exitosa, sin defectos y súper poderosa.
  • La ausencia de merecimiento: no sentirnos dignas y merecedoras de alcanzar lo que nos propongamos.
  • Falta de aceptación: no nos gusta lo que vemos en nosotras entonces pretendemos ser otra persona, tomando modelos que nos hacen salir de nuestro camino.
  • La culpa: que te señala por no hacerlo todo perfecto y no te permite practicar el perdón contigo misma. Debo decirte que aun siendo una madre que ama a sus hijos te equivocarás y llegarás incluso a lastimarlos.

Luego de liberarnos o trabajar con estos bloqueos, empieza a creer en tus capacidades para ser la madre que tus hijos necesitan y al mismo tiempo cumplir con tus sueños y propósitos. Cambia el foco del “es muy difícil” por “puede que no sea fácil” y crea la posibilidad de lograrlo, primero en tu mente y luego en tu manera de actuar; así seguramente todo se alineara para que puedas lograrlo.

Cambia el foco del “es muy difícil” por “puede que no sea fácil” y crea la posibilidad de lograrlo.

“La fe en ti mismo es el primer paso que precede de toda grandeza. Sino tienes  fe en tus propias posibilidades de éxito, la lucha habrá terminado antes de empezar”   Douglas Vermeeren

Finalmente cuando ya tienes creada la posibilidad de que puedes emprender y ser la madre que tus hijos necesitan; determina estrategias que te harán la vida más fácil: planificación según los ritmos de tus hijos y de tu familia; practicidad en las tareas del hogar; delegar algunas cosas que no puedes hacer; enseñar cooperación y responsabilidades a tus hijos; separa tiempos de autocuidado para recargarte y da a tus hijos momentos de calidad en los cuales estés por y para ellos.

Quiero terminar diciéndote que tus hijos necesitan menos de lo que tienes y más de lo que eres, así que descansa… Tendrás que estar enamorada de tu vida para inspirar a tus hijos a que se enamoren de sus propias vidas, y la única forma de amarla es cumpliendo el propósito para el cual fuiste creada.

Tendrás que estar enamorada de tu vida para inspirar a tus hijos a que se enamoren de sus propias vidas.

Angie Emprende

Esposa de Óscar y madre de Juana. Empresaria y mentora en crianza y emprendimiento. Se decida a impulsar a madres emprendedoras a cumplir con su propósito siendo las madres que sus hijos necesitan. Creadora de las Flash Cards “Afirmaciones para mí” las cuales han sido una herramienta para fortalecer la conexión entre padres e hijos.
Comentarios

Suscríbete a nuestro Boletín

También te puede gustar